martes, 31 de mayo de 2011

¿Puedes divertirte sin Dinero?

El camino secreto
Hoy el Dr. Trichet Bernanke vuelve a sorprendernos con encuentros fascinantes pero verídicos.

¡Buenos días individuos míos!, últimamente con tanto perroflauta por ahí suelto os llegarán a vuestros oídos cosas y más cosas, sobre todo si os dejáis caer por la Puerta del Sol u otras plazas ocupadas por gamberros antisistema. Que si la energía nuclear no es tan necesaria, que si las plazas son para que las ocupen las personas y no los coches ni las terrazas de los bares, que si limpiar la calle no es motivo para hinchar a alguien a palos, que si nadie sabe dónde están los mossos que resultaron heridos.
Lo sé, lo sé, no hemos sabido concienciaros. Estamos preparando unas campañas publicitarias para captar vuestra atención completamente y que no reparéis en estas menudencias que os hacen dudar de las verdades que os vendemos. Culpa mía.
Pero mientras tanto os voy adelantando algo y así podréis ver cómo se las gastan los que han sustraído 1500 puestos de trabajo (luego os quejaréis de que sube el paro) sólo en la Puerta del Sol. Vamos que están lastrando la evidente recuperación económica. Los cálculos de los Puestos de Trabajo están científicamente avalados por un señor con corbata que lo ha visto todo desde su balcón.
Necesitábamos saber cuántos son, cuánto tiempo van a estar, quién es su líder, para nuestras estadísticas y unos estudios que nos han encargado. Así que tuve que acercarme por allí. Y yo que soy muy curioso me adentré entre esos toldos y me encontré con unos muchachos que hablaban entre ellos:
Dr. Trichet Bernanke: ¿De qué habláis? (aunque fui un poco brusco, me sorprendió su trato amable.) 
Desposeído: De si te puedes divertir sin Dinero.
Dr. Trichet Bernanke:  Ja, ja, ja, ja, ja. NO.
Desposeído: Que sí hombre.
Dr. Trichet Bernanke: ¿Y qué hacéis, os paseáis por los Centros Comerciales?
Desposeído:  No, le estaba contando que me fui el otro día a montar en bici.
Dr. Trichet Bernanke: ¡Ja! ¿Y es que la bici no cuesta dinero? ¿No cuestan dinero los carriles bici? Primero hormigón, luego asfalto calentito, luego pinturas tóxicas, luego señales que te previenen de posibles peligros, luego el mantenimiento del carril por Funcionarios del Estado...
Desposeído: Bueno, mi bici me costó 150 euros hace 4 años, creo que está amortizada de sobra, y para su desgracia no fui por ningún carril bici, sino por un camino.
Dr. Trichet Bernanke: ¿Un camino? ¿De cabras?
Desposeído: No un camino, un precioso camino con grandes árboles a los lados, sin bancos, sin áreas de descanso cual autopista, sin límites de velocidad, sin cedas el paso, un camino de arena. Antaño unía mi pueblo con un pueblo cercano.
Dr. Trichet Bernanke: Mmm… Bueno, irías con tu casco por si te caes.
Desposeído:   No.
Dr. Trichet Bernanke:  Con un maillot por si te rozan los pantalones.
Desposeído: No.
Dr. Trichet Bernanke:  ¿Gafas de sol Oakley Blue Iridium imprescindibles para ver correctamente?,  ¿guantes?, ¿barritas energéticas?, ¿cuentakilómetros?, ¿pulsímetro?, ¿GPS?, ¿candado?...
Desposeído: No, no, no, no, no, no. ¡No! Si hubiese tenido que llevar todo eso me habría quedado en casa quieto.
Dr. Trichet Bernanke: ¡Claro, como Aquiles! Todas estas cosas las puedes comprar en Decathlon por un módico precio, y si pagas con tarjeta harás más feliz a tu banco. No deberías ir por ahí sin protección.
Desposeído: Gracias por su preocupación pero no tengo tarjetas.

¿Veis como se pilla antes a un mentiroso que a un cojo? Primero que si un camino sin asfaltar, luego que si va medio en pelotas en la bici y por último (lo que hace que el testimonio sea completamente falso): ¡que no tiene tarjetas! Ni de crédito ni de débito me dijo. A mí me la van a dar.
Conclusión: si vas a montar en bici, hazlo como Dios manda, y esto cuesta Dinero. Si vas en plan perroflauta puede ser de todo menos divertido (impredecibles accidentes, mosquitos que te dejen ciego, muerte por no saber a cuántas pulsaciones vas o cuántos kilómetros has recorrido, deshidratación, inanición y un largo etcétera). Yo te propongo diversión sin riesgo: los Centros Comerciales, y si puedes ir en tu cochazo menos riesgos correrás. ¡Hasta pronto!

lunes, 30 de mayo de 2011

'Yo soy más de animar y tal'

¡Cansino!
Se esfuerza el sistema que padecemos en incorporarlo todo, incluso a los disidentes. Si hay algo que no te gusta, ¡adelante, ven con nosotros, ayúdanos a cambiarlo! Mira, te hemos preparado muchas alternativas, parecen todas iguales y probablemente lo sean, pero no pensemos en eso ahora, mira, mira, si es que me dan ganas de ponerme a estudiar: Grado en Trabajo Social, Grado en Educación Social (agárrate que vienen curvas), Grado en ¡Ciencias Políticas! Y un sinfín de chuminadas varias en las que puedes perder tu tiempo aprendiendo a sentarte y coger apuntes. Cuando acabes trabajarás como informático si tienes suerte, si no como teleoperador. Pero bueno, ¡al menos intentaste hacer algo!
Bien, no vamos a negar aquí que, accidentalmente, algo pueda aprenderse en esos Grados en la medida que el docente sea honesto y, de alguna manera, se separe del Plan de Estudios, pero lo que nos interesa acentuar es esa corriente que impregna a las llamadas Ciencias Sociales: dar por supuesto que somos imbéciles.

Dr. Trichet Bernanke: Hombre, tanto como imbéciles… Lo que sí hemos notado es que el hombre está vacío, desorientado, muchos caen en agujeros o se golpean con farolas, por eso tapamos las alcantarillas. ¿Sabéis lo que hay que hacer? Educarlos, motivarlos, darles razones para que sigan en su sofá, cualquier descontento tiene que ser absorbido. Hay que reconducirlos, que no se salgan del camino. A los pobres me los lleváis a los albergues. No quiero verlos más en la calle que dan muy mala imagen, parece que algo falla en el sistema y no es así.
También hemos detectado necesidades psicológicas, tenemos equipos de psicólogos que hacen como que te escuchan para que os sintáis mejor. Que te han desahuciado, psicólogo que te explique que los negritos de África están peor. Que un popó atropelló a tu madre, psicólogo que te explique lo beneficiosos que son los autos para todos. Que tu hermana murió en una operación de estética, psicólogo que te explique lo importante que es sentirse aceptado entre las masas. Que te largan del trabajo sin venir a cuento, psicólogo que te explique todas las posibilidades que tiene un hombre de 52 años en el mercado laboral y lo bonito que es, en definitiva, vivir. Lo tenemos todo bajo control.

Gracias doctor, decíamos que mientras unos se dedican a dejar sin efecto, a vaciar al hombre, otros lo rellenan con sus motivitos, sus actividades, sus talleres y sus dinamizaciones (hasta el Word me señala en rojo esta palabra).
Y te preguntarás, con razón: ‘¿a qué viene esta monserga? Todo eso ya lo sabemos’. Pues sí, pero es que hemos descubierto que algunos se lo acaban creyendo. Al acercarnos este sábado a una de las asambleas en los barrios, ante una propuesta de protesta en la toma de posesión del ay-untamiento de un pueblo de cuyo nombre no quiero acordarme, una mujer dijo: 

‘Hay que tener mucho cuidado con lo que se hace porque no vamos contra todos los partidos políticos, más que tomar acciones (como presentarse en la toma de posesión con la boca tapada con cinta americana), hay que animar a los políticos a que hagan bien su trabajo.’

A lo que un representante de este blog respondió:

‘Yo no necesito que nadie me anime para hacer bien mi trabajo.’

Desmontado así el estúpido argumento. A modo de disculpa nos ofreció lo siguiente: 

‘Yo es que soy maestra y estoy más por animar y tal.’

Y se aceptan las disculpas, cómo no,  y además la compadecemos porque es muy triste lo que nos cuenta sin querer:

‘Tengo tanta fe en toda la basura que nos hacen tragar, que si no me lo creyese mi mundo se caería con ella. Yo me lo creo. Me lo creo todo. Tengo que creer que animando a la gente se consiguen cosas, es lo que me enseñaron y lo que enseño: los hombres nacen sin alma, el Estado se la rellena. Si hay algo otro, ni lo sé ni me interesa.’

Ya veis amigos que en todos sitios se aprende, y por desgracia no siempre cosas buenas.

viernes, 27 de mayo de 2011

Aprende a rellenar tu C.V.

<<<<<  El texto está ahí
Muchos son los sitios por los que nos hemos prostituido, algunos privados, y otros que en principio se pretendían públicos. Allí íbamos con nuestro C.V., como nos habían enseñado: ‘Tienes que venderte bien, que no te suden las manos, que no te tiemble la voz, no te rasques la oreja. En definitiva, entiéndete como un producto. No es tan difícil ¡copón! A ver, un buen producto tiene un buen envoltorio ¿no? Pues échate colonia, si eres hombre aféitate, si eres mujer también (la mercancía sin pelos, mejor), ponte el traje de la boda de la tía Pepi, Ellos no sabrán que no lo usas habitualmente. Muestra interés por el puesto, hazles ver que siempre has querido vender lo que sea que vendan’.

¡Ah! Cuánto han tenido que estudiar los que esto nos recomiendan, cuántos exámenes, cuántas evaluaciones, cuántos títulos, cuántas certificaciones, cuántas autorizaciones, cuántos cursos, cuántos másteres con sus prácticas... Libros, libros y más libros llenos de técnicas, páginas, gráficos, índices, conceptos, argucias, en definitiva una gran montaña de basura extraordinariamente difícil de digerir. Les compadecemos por ello. Habrá que disculpar que, liados como andan con tanta estupidez, hayan obviado lo más básico: ¡habrá que ponerse un precio!

‘¡Mil chupar, dos mil follar!’, decía aquella hermosa mujer africana de piel azabache a través de la ventana del coche, en una de esas incursiones juveniles en la Casa de Campo, ahora cerrada al tráfico. Aún demasiado tiernos para entrar en el tenebroso juego de la compra-venta, algo aprendimos en la excursión: que al menos ella ponía precio a lo que hacía.

En nuestros CC.VV. no hablamos de dinero, lo buscamos, como ella, pero un poco por vergüenza, un poco porque no estamos acostumbrados a vendernos, un poco porque no queremos reconocer que algo de prostitución hay, no hablamos de dinero. Cuando, convendrás con nosotros, lo suyo (si hay que hacerlo, hagámoslo bien, como ella) es decir al final, ‘Yo me he vendido en todos estos sitios, y en todos ellos me han comprado, y por menos de tanto no pienso poner el culo’.

Pues no hijitos, esas que tanto subestimáis, esas madres que no nos quitamos de la boca cuando buscamos la ofensa, esas, nos llevan una ventaja de aupa. No dejan su precio en manos de un ‘Convenio’ sagrado que nadie conoce, ni al libre albedrío del cliente. Imagínate: ‘Bueno guapa, según me guste así te pago, vamos a probar unos meses y a ver qué tal.’ ¡Qué va! ¡Cómo van a fiarse de alguien que las trata como mercancía! ¡Cuánto tenemos que aprender de estas mujeres!

jueves, 26 de mayo de 2011

Desmontando la paradoja

La muerte y la Ciencia, siempre de la mano
Resulta que el que nos cuente la historia de la tortuga y pretenda hacérnosla creer nos está diciendo más cosas de las que se cuentan en el momento (esas otras cosas no dichas se dan por supuestas). A saber, que cree saber qué es el tiempo y qué es el espacio. Pero no sólo eso, sino que también que eso que el cree es verdad. ¿Veis como había chicha?

Para empezar nos está diciendo que el espacio es infinito, que es continuo, que se puede contar, que tiene algo que ver con los números o la matemática y también que el espacio ha de ser una especie de categoría absoluta en la que se ordenan el resto de las cosas.

Por otro lado nos habla del tiempo (no sólo al hablar de lo que se tarda en esto o lo otro, también cuando habla de velocidad); da la impresión de que el tiempo es uno, es infinito (como el espacio, siempre puedo dividir y dividir), es continuo, y también puede medirse (alguna relación tiene con la matemática). Parece también una categoría absoluta, en el sentido de que podemos referirnos a ella para ordenar (ahora en el tiempo) todo lo demás.

Este "supuesto Zenón" nos diría: ‘No me hables de lugares ni de dónde quedamos (no serían espacio), que eso no se puede medir. Tampoco me digas que el viaje con tu suegra se te hizo eterno, ni que la cita con tu amado pasó en un suspiro. ¡Refiere el tiempo al absoluto!: horas, minutos y segundos es lo único que me importa’.
Todas estas cosas son muy, pero que muy modernas. ¿No será que no estamos tan lejos de los griegos como creemos?
Una visión tan restringida de espacio y tiempo nos deja sin armas. Si tragamos con esa visión, si entendemos que tiempo y espacio sólo hay uno y son así (infinitamente divisibles porque son infinitos), ¡cuántas trampas no podrán tendernos! Hay que espabilar.
Fijaos si es todo esto moderno que esos son el espacio y el tiempo con los que nos quieren hacer vivir, que son tu Espacio y tu Tiempo. Y respecto a estas dos dimensiones absolutas Científicos, Estado y Capital pretenden ordenarlo todo.
Con este tipo de magnitudes puedo dividir, y volver a dividir: entre el 3 y el 4 está el 3’5, y entre el 3 y el 3’5 el 3’25, y… ¡Por imaginar que no sea, hasta el infinito tiene un siguiente (infinito + 1)!

Llama la atención que la misma ciencia que no entendía nada sin esos espacio y tiempos absolutos (lo demás eran zarandajas), con la llegada de la mecánica cuántica se fastidia. Ni el propio Planck se lo creía:

El mismo Planck, cuando publicó sus resultados sobre la radiación del cuerpo negro, afirmaba que su hipótesis sin duda debía ser falsa. El tiempo ha demostrado que se equivocaba al pensar que se equivocaba, es decir: el universo es cuántico (no continuo) de acuerdo a todo lo que hasta ahora saben los físicos.
[Wikipedia 'Constante de Planck', la negrita es nuestra]

¿Que puede haber algo distinto de lo que vivimos? ¿Que hay cosas impredecibles? ¿Que el poder predecir absolutamente todo es la muerte y el reposo eterno? ¡Venga ya!
No lo decimos nosotros, ahora dicen los Científicos que no, que hay un momento en el que no se puede dividir más (a nivel atómico, no a niveles de tortuga, pero nos vale para hacer ver lo problemático de andarse con verdades absolutas), que una línea de longitud A-B no tiene infinitos puntos entre A y B.
Afortunadamente la gente no dejó de moverse (ni esperó a la mecánica cuántica para volver a hacerlo), porque le hubiesen demostrado científicamente la imposibilidad del movimiento.

miércoles, 25 de mayo de 2011

¿Qué nos importa Zenón y su tortuga?

Charlando con unos amigos sobre lo que recuerdan de la filosofía que estudiaron en su juventud, varios coinciden en describir la paradoja de Zenón como un ‘coñazo insufrible’ o en exclamar al considerarla: ‘¡menuda basura!’. Uno se sorprende, porque son increíbles las implicaciones de la paradoja milenaria y los distintos puntos de vista desde los que puede presentarse para que resulte atractiva. Hoy intentaremos explicarla, y mañana, y quizás también pasado, hablaremos de sus implicaciones.

Lo primero que vamos a hacer es centrarnos en la paradoja en sí y olvidarnos de qué quería decir realmente Zenón (que no nos corresponde a nosotros decirlo), de si trataba de justificar a su maestro Parménides, o de si quería demostrar esto o aquello. Eso no nos inquieta ahora porque bastante chicha tiene ya el asunto.
Lo que nos preocupa es que la paradoja pone en marcha el pensamiento (igual que cuando se dijo por primera vez), te hace plantearte cosas inesperadas e incluso puede hacer cambiar el modo en el que ves el mundo. Podríamos cambiar a los protagonistas y la esencia de lo que se dice seguiría intacta, pero nos gustan Aquiles y la tortuga:

Aquiles, en la mitología griega, era el más veloz de los hombres. Un buen día decide echarle una carrera a una tortuga y, para que la cosa tenga algo de emoción, le da una buena ventaja. Al final emoción tuvo, y mucha, porque Aquiles nunca alcanzó a la tortuga. ¿Cómo?, ¿el más veloz de los hombres? Así es, cuando llegó al punto de donde partió la tortuga no había nadie, la tortuga había avanzado, lentamente, un poco más. Aquiles sigue corriendo hasta ese ‘poco más’ pero nuevamente la tortuga no está, ha vuelto a avanzar.

¿Por qué es paradójico esto? Porque tú y yo sabemos que ganamos a una tortuga a gatas, y sin embargo, si seguimos los pasos del pensamiento de Zenón, ya no lo tenemos claro en absoluto. Evidentemente cuando llegue al lugar del que partió la tortuga, por muy lenta que vaya, si está en movimiento, ya no estará allí. Y cuando desde ese lugar vaya al siguiente, por rápido que vaya Aquiles, algo habrá recorrido ya la tortuga, y tampoco estará ahí. Así estaríamos mil años y los mil siguientes.
En este momento Zenón tiene un argumento sólido en contra del movimiento, tiene una explicación, una demostración (por reducción al absurdo) de que realmente no hay movimiento, o de que no es posible, o de que si lo hay no puede distinguirse del reposo. Que a ti te lo puede parecer y todo lo que tú quieras, pero ¡demuéstralo, valiente, como ha hecho él!

¿Dónde estará la trampa, si es que la hay?

martes, 24 de mayo de 2011

Pokerito y la imposibilidad de la bicikracia

El pasado viernes, de nuevo en la Puerta del Sol, estuvimos con el pueblo. Impresionaba la cantidad de gente allí reunida y que, según caía la tarde, aumentaba sin remedio.
Cánticos, aplausos, pancartas con lemas de sentido común y gritos mudos que helaban los corazones emocionados. A eso de las 10, inesperadamente, por la calle de Alcalá irrumpen en la Puerta del Sol un grupo de ciclistas -de cuyo número no podemos dar testimonio, porque no alcanzaba la vista (pero muchos sin duda)-, que se vieron obligados a portar sus bicis por encima de la cabeza, como el que alza un trofeo, debido al número de asistentes. La ovación que recibieron erizó el vello de los asistentes. Minutos después se desplegó en la fachada de un edificio, eternamente en obras, un cartel enorme a favor de la bicikracia.
Como bien recordarás, no sólo hay una forma de gobierno, sino varias, y no necesariamente peores que la que padecemos. Y quizá estemos en un punto en el que es mejor que no gobierne nadie (véase Bélgica), o que incluso las bicicletas lo hagan mejor. En cualquier caso, entendemos que lo que proponen los que defienden la bicikracia es más bien un movimiento contra la dictadura del coche que padecemos, en defensa de un medio de transporte saludable, ecológico y económico.
Hablaremos hoy de por qué ni al Estado ni al Capital les interesa en absoluto fomentar este medio de transporte, y para ello, como no podía ser de otra manera, tendremos que explicitar las Razones (que como suponéis no pueden ser otras que económicas) que esgrimen ambos.
Pokerito trabaja 45 horas semanales (sí, deberían ser 40, pero su jefe le anima a echar una más diaria porque ‘con lo de la crisis…’) por 900 euros del ala (ahí va todo incluido, vamos, que no tiene pagas extras, o como también dicen los fervorosos del sistema: ‘las pagas extras están prorrateadas’). Con sus 20 añitos tiene la imperiosa necesidad de comprarse un popó, y como se va a tirar pagándolo 10 años, pues ¡tendrá que ser uno bueno! Así que con unos ahorrillos pone 4000 euros y le quedan 20000 euros por pagar. Como lo va a pagar en 10 añicos, veamos cuánto se va a gastar en este tiempo (a ojo de buen cubero):
 

Así, por encima, vemos que en el mejor de los casos (suponiendo algunas subidas de salario),Pokerito debe destinar unos 6 años de su vida única y exclusivamente a pagar su medio de transporte. Seis años como un esclavo para acabar con un coche que habrá perdido todo su valor el día que termine de pagarlo (si es que algún día tuvo alguno), y entonces necesitará un nuevo coche, ahora con vistas a la familia que viene. Y repítase las veces que se pueda.
¿Se entiende por qué se hacen autopistas, se agujerean montañas y se puentean ríos con increíbles acueductos? Una bici, simplemente, no es rentable.

lunes, 23 de mayo de 2011

Que todo siga igual

Hoy el Dr. Trichet Bernanke solicita audiencia:
¡Buenos días amigos! ¡Vaya la que estáis liando ¿eh?! Os voy a confesar que por un momento los tuve de corbata. Andábamos por aquí arriba muy nerviosos. Pensábamos: ¿Y si es verdad que la gente está muy cabreada?, ¿y si es verdad que quieren meter a los banqueros en la cárcel?, ¿y si es verdad que no se tragan más nuestras mentiras? Mirábamos desde las azoteas alquiladas lo que en la Puerta del Sol se cocía y no estábamos tranquilos. 
Entonces nos reunimos con los medios de Formación de Masas y dimos instrucciones claras a los tertulianos: haced lo que sea pero que todo siga igual. Que nada cambie, que nadie haga ni diga nada que no esté dicho ya. Que se cumpla lo que todos sabemos. Las guerras las hacemos nosotros y nosotros decimos cuándo empiezan, cuándo acaban, cuánto cuestan y quién las paga.
¿Qué sería de vuestro Futuro? Pensadlo. Todos los nuevos coches que tenemos preparados, esas flamantes futuras autopistas entre Centros Comerciales, nuevos pisos con un salón más grande (y, obviamente, las habitaciones más pequeñas) para que quepan las nuevas teles tetradimensionales, nuevos aparatos de utilidad discutible y difíciles de reciclar. ¡Y préstamos, créditos e hipotecas para que podáis comprar toda esa basura! Ya sabía yo que no podíais renunciar de un día para otro a todo eso.
Y bueno, parece que así ha sido. Digo parece porque siguen los perroflautas, entrenados por Segi y al servicio de Rubalcaba, ahí. No sé por qué ¿Pero no querían desestabilizar las elecciones? No, debe ser que no, ahora que recuerdo eso es lo que decíamos nosotros.
A veces me ocurre que de tanto repetir la mentira, acabo creyéndomela. Lo que quieren esos de ahí abajo no lo sabemos porque no les hemos escuchado. Pensadlo, pensadlo bien. Es mejor que no pase nada, que siga todo así, por nuestro bien, claro, ¡pero también por el vuestro!
Por cierto me han pedido desde el blog que acabe el discurso con unos versos de Machado, anacrónicos del todo (¡quién puede creerse eso!), pero han insistido y yo cumplo (no como otros que se saltan la Ley):

Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar.

viernes, 20 de mayo de 2011

“Boicot a la democracia” (La prostitución del lenguaje II)

Sí, amigas, ya lo advertíamos y aquí tenemos la muestra. Los Medios de Formación de masas no descansan, utilizan y retuercen el lenguaje a su antojo para crear Razones que traten de evitar lo inevitable, para alimentar las conciencias de las masas. La ración del cautivo.
Pero aquí, ya vamos sabiendo algunas cosas, por ejemplo que no todo movimiento es causal. Como en los planos inclinados o en los campos magnéticos o en otras disciplinas de la Ciencia. Que no nos encontramos planos inclinados en nuestra vida diaria, ni campos magnéticos, y sí otras cosas. Y por eso imaginamos a los que piden explicaciones constantemente:

-¡Te quiero!
-¿Me quieres? Ah ¿sí? Y ¿Por qué me quieres? Haz el favor de demostrármelo.

¡No hombre! ¡No!, así no te vas a comer un colín.

Reconoceréis a los que piensan en un solo tipo de movimiento posible, los del huevo y la gallina, por sus caras tristes. ¿Qué fue antes, la gallina o el huevo?
De nuevo la trampa de la causalidad. ¿Qué gallina puso este pedazo de huevo que hay en la Puerta del Sol y que, como siga así, se va a convertir en polluelo? 

Decidnos, ¿quién puso el huevo? No hace falta que sea verdad, sólo ¡dadnos un Líder!, ¡una causa para poder explicar el efecto!

¡Ay, queridas!, dejadme hacer un poco de filosofía, prometo no ser muy cansino. Como sin duda ya sabéis, no sólo hay ese tipo de movimiento. Hay cosas que no se explican. Los primeros principios son una muestra. No hay explicación porque son primeros, no podemos remitirnos a algo que los cause porque ¡dejarían de ser primeros! Así, no hay explicación del principio de no contradicción (nada es a la vez algo y su contrario: Si yo soy bajo (y ser bajo es ser algo), no puedo ser alto (su contrario) a la vez).
Que no hay demostración de esto es evidente, porque si la hubiese, repetimos, dejaría de ser un primer principio y nos remitiríamos hasta el infinito en busca, a su vez, de la causa de la causa, etc.
Esto no quiere decir que no podamos decir nada de él, porque de hecho se muestra, es de todos conocido. Pues esto ocurre con las que cantan en la Puerta del Sol ‘Lo llaman democracia y no lo es’, que eso que dicen se presenta con la fuerza de los primeros principios. Pero vendrán los tristes a exigiros explicaciones. No dudéis en no dárselas. ¡No entréis en su juego! Lo llaman democracia y no lo es, no nos preocupa que tenga demostración, si no que es tal la fuerza con la que se presenta, es tan evidente, que se muestra por doquier (y aquí hemos dado ya muchos ejemplos).

jueves, 19 de mayo de 2011

¡ADVERTENCIA: Necesitan una cabeza!

Reproducimos a continuación el email enviado a uno de los integrantes de 'Democracia real Ya':
 
Hola David, somos de 'Filosofía en vena', adheridos a vuestra causa. Te escribimos porque hay noticia de que a las 12:00h habéis planeado una asamblea y nos gustaría que transmitieses lo siguiente (si es que no se ha dicho ya), dado que andamos trabajando a esas horas:

El trabajo que hemos hecho es increíble, y su fuerza reside en tres pilares:

1º La no violencia.

2º Lemas que llegan porque es lo que siente el pueblo ('No somos mercancía en manos de políticos y banqueros' o 'Lo llaman democracia y no lo es'), cosas con las que todos estamos de acuerdo, gente de izquierdas, de derechas, altos, bajos...

3º Algún tipo de relación con los Medios de Formación de masas.

No debemos renunciar a ninguno de los tres, pero la relación con los medios no es nuestro fuerte. No ya las noticias, que hasta en los medios más conservadores se ajustan más o menos a la realidad, sino lo que viene después, los Tertulianos recalcitrantes. Opinan, opinan y opinan; mienten y tergiversan. Les oímos todos los días, dicen que tenemos que tener un Líder, propuestas claras y cosas así. ¡NO!, continuemos con las asambleas y lo que de ellas salga (si es que sale algo, no hay prisa) que se transmita. Y si no hay nada que transmitir, también hay que transmitirlo ('Se está valorando si nos quedaremos aquí indefinidamente', 'Estamos trabajando duro para llegar a acuerdos'...). Creemos que hay ya una especie de comité de prensa o algo así, gestionad qué portavoz atiende a tal o cual Medio y ¡rotad!. Si tienen un Líder, tendrán a quién comprar o a quién cortar la cabeza.

Y, por favor, ya que se ha decidido que ha de haber algún tipo de relación cordial con los medios (algunos  nos da la impresión de que nos tratan muy bien, como 20 minutos)..., ¡estad preparados! ¡Ensayad! (Si queréis os podemos ofrecer un listado de las preguntas habituales que los medios nos suelen hacer). Proponemos mensajes directos, que lleguen a todos, que no se puedan tergiversar. ¡Tendréis que utilizar su idioma!, es triste pero tiene su lado positivo. Podemos aprovechar esos espacios que nos brindan para decir algo rápido, difícil de tergiversar, y, de paso, hacer un llamamiento:


- '... y aprovechamos para convocar a todos los desalojados por impago de hipoteca a la reunión de esta tarde (o mañana o cuado sea)'

- '... y aprovechamos para convocar a todos aquellos que están a punto de agotar su prestación...'

- '... y aprovechamos para convocar a todos los católicos, pues su Señor estaría con nosotros...'

Seguro que se os ocurren más y mejores cosas, un fuerte abrazo y contad con nosotros para lo que necesitéis.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Los ausentes

Muchos estuvimos ayer en Sol, con los amigos y con el pueblo, haciéndonos oír, haciendo (por una vez) lo prohibido, lo no planeado, lo no dicho ya, sin rellenar ningún formulario, sin mendigar por lo que te pertenece. Me vuelven a la cabeza esos cánticos que van y vienen de un grupo a otro y que repites cuando por fin llegas a entender. Con tanta gente es difícil que todos canten lo mismo y al mismo tiempo. Y esto es, sencillamente, precioso.
Pero aun así, muchos son los que no estuvieron, amigos, familiares, compañeros de trabajo… Esta sensación de tristeza por su ausencia, que rápidamente se ve superada por el calor del pueblo, sé que es compartida por muchos de los que allí estábamos.
Hay que entenderlos. Porque si nos quieren, de alguna manera, ya están ahí (aunque sea en su no estar) y porque, en cualquier momento, pueden acompañarnos. Nosotros no podemos dar ese paso por ellos, por mucho que queramos, iría en contra misma de lo que allí se hace: una reunión libre y pacífica del pueblo,  que quiere hablar.
Dicho esto, no hay que olvidar la bestia hedionda de la que hablábamos ayer. Como decíamos, insaciable, no descansa porque no tiene cuerpo, se preocupa de no parar de crear cosas para consumir, en estos momentos lo que más le urge es fabricar Razones para no asistir, para no rebelarse contra la mentira, para atarte al sofá, para meterte miedo. Cuando lo que en realidad sobran, son razones para no estar con los que te quieren.

martes, 17 de mayo de 2011

¡COBARDES!

Sí, así es, la criatura más terrible en el mundo conocido e imaginado, la máquina que nunca duerme, esa bestia ponzoñosa y hedionda que desprende odio por cada poro de su nauseabunda piel. La misma que se arrastra y oculta entre las sombras, ha vuelto esta noche a hacer de las suyas.
Esta máquina temible que no es otra que el Estado al servicio del Capital (si no al revés), cuando la noche cayó, cuando el cuerpo, cansado de tanto gritar, busca el reposo, cuando todo está en silencio y empiezan los párpados a caer, cuando mi niño duerme, aparece. Eternamente insaciable, nunca descansa, siempre alerta, nada que no se haya planificado, nada que no se haya dicho ya, puede ocurrir.

Pero, ¡¿qué hacéis ahí almitas?! ¡En un espacio público! Con vuestros cuerpos jóvenes desprendiendo aire fresco. ¡Ahí no podéis estar!, no dejamos ni a los mendigos ¡¿Cómo vais a estar vosotros?!

¡COBARDES! Sí, ¡COBARDES! Con nocturnidad y alevosía, como actúa el delincuente (y es que por mucho que nos roben no se acostumbra uno), a la fuerza, como no podía ser de otra manera, han desalojado al pueblo del lugar que le corresponde.

¡Decidme que no, que estamos todos en la Puerta del Sol!
¡Decidme que no, que es posible un mundo mejor!

Manipulación en tu televisión

video

Decimos en tu televisión porque la pagamos entre todos con nuestros impuestos y aun así, te dicen lo mismo que en las cadenas privadas y a la misma hora. Es curioso, los que te piden el voto, los mismos que dicen que saben gestionar o que van a acabar con la ‘crisis’, no son capaces de solucionar el eterno problema de la televisión pública:

RTVE cierra 2010 con un déficit de 47,1 millones de euros

Desde aquí les damos un par de consejos para ver, en la medida de lo posible, si dejan de sangrarnos: ‘NO TE GASTES LO QUE NO TIENES’ y ‘NO VUELVAS A PEDIR DINERO A TUS AMIGOS DE LOS BANCOS EN MI NOMBRE’.

Pero dejemos esto para otro día y vayamos al grano. Tras la exitosa manifestación popular del domingo, me levanto el lunes con la esperanza, vana, de que por una vez las cosas no fuesen como siempre son, de que nos hubiesen sorprendido (como sí lo hizo 20 minutos, por otro lado)  y no se hubiesen quedado con lo anecdótico, de que por una vez los Periodistas al servicio del Estado y/o Capital se hubiesen preguntado ¿POR QUÉ? ¿Por qué estaban todos esos ahí y no en sus correspondientes Centros Comerciales como Dios manda?
Pues no, queridos, lo primordial es lo que todos sabíamos que iba a ocurrir, como la misma señorita que lee las noticias que le escriben en un monitor nos relata en el vídeo adjunto (al reconocer que fue el único incidente en las 50 manifestaciones). Nótese el orden.

1º 24 detenidos acusados de desorden público al término de una manifestación
Se ven palos, un tipo sangrando, fuego, carnaza vamos.

2º Convocadas por ‘Democracia real ya’ manifestaciones en unas 50 ciudades contra el orden político y social
Un montón de gente con pancartas: primero nos presentan el efecto y luego la causa.
Y ya puestos, mantenemos el rótulo de ‘24 detenidos’ unos segundos sobre lo que es una noticia distinta a todas luces y en la que nos señalamos.
Ahí estamos, con el rótulo acusador debajo, ‘Ahí están, son ellos, los terroristas de las pancartas’. Por más que diga la lectora de pantallas que fue el único incidente en las 50 manifestaciones, el daño está hecho.

No es descabellado imaginar ahora lo que puede ocurrir en cualquier salón de los que tienen una república independiente en su casa que, curiosamente, se parece mucho a la república independiente de la del vecino:

(María está fregando y José ante su televisor de 56 pulgadas LCD, HDMI, 3D, con sistema antiseísmos, no cabía en el mueble del salón pero se compraron otro.)

 José: ¡Ahí va!, ¡ahí va!, ¡ahí va!, ¡que ya se ha liao otra vez María!, ¡ven mira!
(Aparece María secándose las manos.)
María: Pero ¿qué pasa?
José: No sé, que la han liao, mira es en Madrid, están quemando edificios y repartiendo hostias a mansalva, creo haber visto alguna ametralladora y tanques.
María: ¿Y eso?
José: No sé, ¡calla mujer!, a ver qué dicen.
(Aparece la segunda noticia, que debiera haber sido la primera, con el rótulo de los detenidos aún, y en la que aparecen distinguidos miembros de este blog cuyo mayor delito fue robar un casete en Simago allá por los 80.)
José: Ya está, los antisistema de los cojones. ¡Qué país!
El ‘ya está’ es el momento en el que se le enciende la bombilla a José; el cable, la corriente y el casquillo se los ponen en TVE.

lunes, 16 de mayo de 2011

Obsolescencia programada

Nota: Con motivo de la manifestación de ayer y del trato recibido por algunos medios, se publicará mañana una entrada con el título ‘Manipulación en tu televisión’.

Hoy el Dr. Trichet Bernanke nos ha pedido intervenir debido a los graves hechos ocurridos en China la pasada semana: 

Cuando todo empezó, simplemente vendíamos lo necesario, con un pequeño margen de beneficio como intermediarios, por supuesto, pero sólo vendíamos comida, ropa y cosas útiles: cuerdas, palas, picos… Luego llegó la técnica y comenzamos a vender cosas no tan necesarias pero que hacen la vida más fácil: bombillas, frigoríficos, medias… ¿Pero qué pasaría si todo el mundo llegase a tener una bombilla o unas medias que no se rompiesen? Pues que prácticamente no venderíamos bombillas y que, en consecuencia, contaminaríamos mucho menos. Y resulta que el negocio está en la compra-venta, no en el sentido común ni en el medio ambiente. Así que llegó el momento en que hubo que hacer que las cosas se rompiesen, que hasta las cosas no perecederas lo fueran. [Vídeo completo del documental]  
Aun así, esto no fue suficiente para sostener el progreso indefinido y salvador, con lo que por fin llegamos al estadio en el que nos encontramos: si no te hacen falta cosas, nos encargaremos de que pienses lo contrario y nos pondremos a trabajar en crear necesidades. Sí, sí, esto lo enseñamos en las Universidades, y los de Apple lo han captado fenomenalmente, van a un ritmo de renovar sus productos cada 6 meses y quieren, siempre que se simplifiquen los métodos de pago, evidentemente, que necesites un iPad nuevo cada semana.
Hay un pero. Para que la gente entienda que el progreso progresado sólo puede sostenerse a base de un consumo exponencial constante y eterno, necesitamos que los ciudadanos se comporten más como animales que como lo que son. Seamos claros, el Gorrino es un ejemplo ideal, no para de consumir, se come todo, le eches lo que le eches, y no habría ningún problema si no fuese porque los ciudadanos a la hora de consumir en masa se comportan como una piara y luego pasa lo que pasa:



Hay que hacer una campaña de concienciación ciudadana. Se me ocurre ‘Cébate como un cerdo en casa, pero en el Centro Comercial ¡compórtate como las personas!’, porque si no perdemos todos, perdemos ventas, el Estado tiene que hacerse cargo de los heridos y probablemente tú te quedes con tu iPad 1 de hace 6 meses sin poder ver el vídeo del mono pelándosela en tu flamante iPad 2. ¡Consume y deja consumir!

jueves, 12 de mayo de 2011

La prostitución del lenguaje

¡Cómpranos!
El otro día pude leer un eslogan de un partido político en un folleto que estaba tirado en el suelo ‘Más y mejor democracia’. A veces parece que la estupidez no tiene límites o simplemente que da igual lo que se diga porque todos sabemos lo que va a suceder, pero aquí que no nos resignamos a tragarnos todo sin más, vamos a intentar descubrir qué se esconde tras el eslogan que para cualquier alumno de primaria habría supuesto un suspenso inmediato.

Más democracia, es una expresión que no tiene sentido, hay nombres que no admiten el grado, como por ejemplo perro o ladrillo a no ser que los estés contando, ‘aquí hay tres perros necesitamos más para tirar del trineo’ o ‘necesito más ladrillos’, nótese el uso de la ‘S’ al final de la palabra que si recuerdas lo utilizábamos para el plural. Así en todo caso, si hablásemos de los tipos de gobierno en Europa, por ejemplo, sería correcto decir ‘Las democracias europeas cada vez se parecen más a una dictadura’, correcto, en plural. Pero no podemos decir ‘Más democracia’ en singular como el que dice ‘¡Niñooooooo! Te he dicho cuarto y mitad de chóped, échame un poquito más!’ El chóped como el azúcar son incontables y sí admiten el más.

Mejor democracia, bueno ¿hay democracias mejores y peores? Pues sí, por ejemplo, será más estimable la democracia que mejor represente al pueblo (pues en eso consiste), así la democracia directa donde todos los miembros toman las decisiones que los atañen será mejor que la democracia indirecta donde hacen y deshacen los que dicen representar al pueblo.

Pero, los que hicieron el eslogan, ni querían decir lo primero, porque no tiene sentido, ni lo segundo porque este partido político pretende ganar para representarte y es evidente que otra forma de democracia más justa no le conviene ni aparece en su ‘programa electoral’ ¿Entonces qué demonios pretende decir? Pues ahí está el problema, que si tienen algo que decir ni si quiera ellos lo saben y esa no es la cuestión. 
La cuestión es que se están vendiendo porque se entienden como mercancía y entonces utilizan eslóganes propios de los detergentes ‘Lava más y mejor’ (y luego tienen todos los mismos tensioactivos iónicos que vaya usted a saber qué es eso) porque como ocurre con los detergentes no hay manera de diferenciar uno de otro si no es por la etiqueta o el nuevo Ariel del nuevo Ariel de hace seis meses ya que son lo mismo (tensioactivos iónicos).

miércoles, 11 de mayo de 2011

Cómo ganar dinero a espuertas

Felicidad a un módico precio
Gracias al Dr. Trichet Bernanke podemos contar con su propia experiencia en casos reales y en exclusiva para que los lectores de este blog puedan hacerse tan ricos (no ya como persona sino económicamente) como él.

Pues sí, os voy a contar la historia de una gran idea para que sirva como ejemplo, a ver si aprendéis algo y dejáis de ser ciudadanos que, como veréis, el Gobierno mismo no deja de invertir millones y millones para educarlos y sensibilizarlos y no terminan de enterarse, lo que relato ocurrió no hace muchos años y lo recuedo perfectamente porque estaba allí:

Borjamari 1: ¡Mira qué patatal entre Madrid y Toledo aquí en verano tiene que hacer 40 grados a la sombra día sí, día también! 

Borjamari 2: ¿Qué te parece si montamos una pista de nieve y lo recubrimos todo de chapa para que cueste más refrigerarla? 

Borjamari 1: ¡Joder! ¡Cómo no se me habría ocurrido a mí antes!

Dr. Trichet Bernanke: ¿Cuánto necesitáis?

D. Alcalde de Turno: ¿Pero es que vosotros no vais a poner ni un duro? 

Borjamari 2: ¡Esto se financia solo! ¿y los Puestos de Trabajo que vamos a generar? ¡Es una oportunidad de inversión para el ay-untamiento!

D. Alcalde de Turno: Pues es verdad, qué gran idea, si ya lo decía yo, lo que hace falta en España es gente como vosotros, una juventud motivada, con ideas creativas, que sepa arriesgar con lo que no es suyo, con padres que les hayan pagado la carrera (literalmente) en sofisticados campus privados, mírales que engominados van, con su trajecito y su corbata ¡nada más que con su apariencia lo dicen todo! 

Consejero de Ibertrola (Expresidente del Gobierno y amigo de D. Alcalde de Turno): Por la energía que no sea, ya me ocupo yo, si hay que montar una central térmica al lado ¡se monta! Pero una idea así tiene que salir adelante ¡hagámoslo por los ciudadanos! ¡que por fin puedan esquiar en medio de un descampado!

¿Os ha gustado?, a mí me encantó, quedó bonito bonito, el ay-untamiento se hizo avalista y saqué una buena tajada. Ahora estoy algo liadillo con unas campañas de publicidad del Gobierno de España:


Y es que estos ciudadanos, no hay manera, ¡cuánto dinero no nos habremos gastado ya en concienciarles! y nada hay que seguir concienciando, menos mal que el dinero lo ponen ellos. Y es que a los ciudadanos hay que concienciarlos porque son tontitos, con el dinero de los ciudadanos pagamos campañas de sensibilización para ellos mismos que están completamente insensibilizados, es lo mejor. Además está científicamente demostrado que las agencias de publicidad aumentan sus ingresos con cada campaña de publicidad que realizan. Yo no porque vivo en la Moraleja y aparco en el parking subterráneo de las torres Kio cuando voy a mi despacho a mirar por la ventana, pero me ha contado un amigo que una vez cogió el metro y que vio muchos ciudadanos deambulando por la calle y chocándose una y otra vez contra las farolas, como si no supiesen nada y estuviesen completamente insensibilizados. ¡Fórmate y triunfarás!

martes, 10 de mayo de 2011

15 de mayo, el día D


Nos piden los organizadores de democraciarealya.es que nos hagamos eco de las 50 manifestaciones simultáneas, en distintas ciudades de España y Portugal, que se llevarán a cabo el próximo día 15 a las 18:00 y a las que os invitamos a sumaros, por supuesto todos los colaboradores de este blog asistirán en concreto a la de Madrid. Nos piden también que se remarque el carácter pacífico de las mismas.
Ya se ha hablado aquí sobre la manifestación del día 15, pero no está de más volver sobre ello
¿Por qué ir? 

Porque unos sindicatos rendidos a las subvenciones no han sabido representarte

Porque un gobierno que prometió no tocar los derechos de los trabajadores ha mentido


Porque la oposición habría hecho exactamente lo mismo

Porque tanto si tienes trabajo como si no estás jodido

Porque tras las municipales vienen más recortes, véase Cataluña

Porque estás harto de que se rían de ti y encima te pidan el voto

Porque no quiero que con mi dinero subvencionen al banquero

Para nosotros son motivos más que suficientes,
¡deja de quejarte desde el sofá y TOMA LA CALLE!
¡HAZTE OÍR SIN IR DE LA MANO DE LOS QUE TE ROBAN!

lunes, 9 de mayo de 2011

El psiquiátrico

Hay un capítulo de Bob Esponja Turno de noche en el que el dueño del restaurante donde trabaja como cocinero propone a sus trabajadores alargar la jornada y abrir también por la noche a cambio de… Nada. Esto, a Bob, lejos de enfadarle, le hace increíblemente feliz porque le encanta su trabajo y así tendrá más tiempo para disfrutar.
Andaba dándole vueltas a porqué los personajes como Bob Esponja y su infatigable compañero Patricio, a cuál más estúpido, me resultaban tan entrañables, graciosos y queridos, como ocurre también con Homer Simpson, por ejemplo, y recordé mi primer trabajo.
Me enchufaron en un psiquiátrico, luego me enteré de que incluso había gente que estudiaba para trabajar de lo que yo hacía bajo el epígrafe ‘Auxiliar Sanitario’ pero nosotros, que no nos dejábamos llevar por lo políticamente correcto, nos referíamos a nuestra profesión por aquello que la define realmente, o sea que la distingue de las demás, ‘Limpiaculos’. En otras profesiones también se hacen camas o sirven desayunos pero sólo aquí además de esto se limpian los culos de aquellos que no pueden hacerlo por sí mismos.
La persona que me entrevistó, mas que entrevistarme me advirtió de lo que desconocía y que tampoco podía adivinar bajo el título ‘Auxiliar Sanitario’, le pregunté que si tenía 15 días de prueba, me dijo que sí y pensé que siempre podría echarme atrás, me comentó también la necesidad de trabajar algunas noches, haría mi turno de 10 horas junto a ¡una chica!, con 18 añitos intenté disimular la euforia, ¡pasar la noche en un psiquiátrico, con compañía femenina y encima te pagan! Creo que estaba tan contento como Bob.
Las ganas de pasar la noche en vela, esa especie de aventurilla, desaparecieron al cabo de un mes más o menos cuando el cuerpo empezó a recordarme que la noche es para el descanso, y las ‘chicas’ me sacaban de 20 a 30 años, tristes la mayoría por gozar de una independencia económica que si bien les permitió no tener que tragar con el primer calvo barrigón que encontrasen, en el juego de la criba ganó el tiempo y ahora, estériles, no ofrecían más que la esencia del vinagre mismo. El tema de conversación estrella eran sus sobrinos lo que me aburría soberanamente, aprendí a intentar dormir en vez de charlar con alguien que había perdido toda esperanza de volver a vivir. Y a partir de aquí los ‘Turnos de noche’ dejaron de tener encanto alguno.
Parece entonces que en algún momento fui tan imbécil como Bob, o quizás me fueron quitando lo poco de niño que me iba quedando cuando mi tiempo empezó a convertirse en Dinero...

viernes, 6 de mayo de 2011

El precio del dinero y otras mentiras (II)

(Viene de la entrada de ayer)
¡Bienvenidos de nuevo! Seguimos aquí con el prof. Gorroño, ansioso por que continuemos lo que ayer el tiempo no nos permitió acabar.

Prof. Gorrroño: Oiga si hay que venir otro día, se viene…

Habíamos llegado al acuerdo de que si en esta amistosa conversación dijésemos algo que resulte verdad sobre lo que fuese, usted la admitiría aun cuando para llegar a esa verdad no hubiésemos recorrido el tedioso camino de la Ciencia ni utilizado sus métodos, sino que debido a su práctica, y a el trato que ha tenido ya con la verdad, y a la Educación que pagaron sus adinerados progenitores, si reconociese algo verdadero lo admitiría como el que reconoce que un rostro o cuerpo es bello porque ya ha de tener cierta noción de la belleza y, sinceramente, poco nos importa aquí si se puede demostrar o no científicamente esto o lo otro, sino que entendemos que buscando la verdad es más fácil toparse con ella.

Prof. Gorrroño: Que sííí, ¡venga suéltelo!

Hay una disciplina, la Economía, que como usted sabrá sólo utiliza una magnitud: el Dinero, y que pretende tener ciertas leyes como la Ley de la oferta y la demanda. En su vida diaria usted no habrá oído ‘Eso es por la cinemática’ jamás, y sin embargo, es difícil que no haya escuchado al menos una vez cada semana ‘Es por la ley de la oferta y la demanda’ para justificar esto y aquello. Por ejemplo, suben la gasolina porque hay más demanda y menos oferta ya que se está bombardeando tal o cual país; o, sube el precio del oro como nunca porque hay una demanda impresionante; o, bajan los salarios de los trabajadores porque hay mucha oferta y poca demanda; y un sinfín de ejemplos con los que se topa constantemente y, permítame hacer un inciso, ¿no le parece curioso que con tanta oferta y demanda por todos lados, en una sociedad en la que se va a tirar consumiendo esto, lo otro y aquello que tampoco necesita, desde que se levante hasta que se acueste, ni usted ni nosotros hayamos sido aleccionados en lo que sea esta disciplina llamada Economía y sí en la cinemática?

Prof. Gorrroño: Le digo que ahora que lo plantea a mí también me resulta curioso y que no lo había pensado antes.

¿Siguen sus leyes tan inmutables como ayer?

Prof. Gorrroño: Por supuesto, y así seguirán hasta que se demuestre lo contrario.

¿Lo contrario?

Prof. Gorrroño: Sí, por continuar con su ejemplo, si es usted capaz de dar con un solo caso en que no se cumpla la ecuación de la que ayer hablamos, me quitaría el sombrero y le diría que las leyes de la cinemática no son más que basura a partir de ese momento.

¡Qué curioso!, justo lo que le íbamos a comentar. Ocurre que hay ejemplos a diario que echan por tierra la Ley de la oferta y la demanda. Lo tengo grabado en mi mente porque me encanta la ternera, pero como pollo que es más barato. ¿Recuerda aquello que llamaron el ‘mal de las vacas locas’? Empezó en el Reino Unido y la gente se escandalizó, nadie comía carne de ternera. El gobierno decía que no pasaba nada, pero parece que la gente no tiene costumbre de fiarse del gobierno y no compraba ternera ni el Tato. Tenemos pues una oferta increíble y una demanda prácticamente nula. ¿Sabe usted cuanto bajó el precio de la ternera?

Prof. Gorrroño: No lo recuerdo.

Yo sí, no bajó. Como sabrá no hace ni un lustro los pisos se vendían sobre el papel, es decir, te vendían la promesa de que iban a construirte un pisito, o un increíble chalé adosado del mismo tamaño que el piso pero, con jardín testimonial (por si alguien tenía flatulencias en la familia). Hoy hay un montón de pisos ya construidos que no se venden. De nuevo una oferta increíble y una demanda muy baja, esto no se lo recuerdo porque lo sabe, los precios de los pisos han bajado una miseria comparados con precios de máximos. Seguro que si piensa un poco encuentra más ejemplos, y llegará a la misma conclusión ‘parece que la ley de la oferta y la demanda sólo funciona a veces’

Prof. Gorrroño: Eso parece y le digo desde ya que eso no es una Ley.

Gracias profesor, hemos descubierto por aquí, no sólo que nos engañan los que pretenden explicar el porqué de algo utilizando esta Ley, sino que, como ya se ha insinuado, el Dinero que es el cimiento mismo, la raíz de la Economía, es una magnitud que mide rematadamente mal. Así los economistas hablan del Precio del dinero porque el dinero que tienes hoy no vale lo mismo que el de mañana, pero no sólo eso, sino que una misma cosa no vale lo mismo aquí que en Brasil. Resulta así que para el que no sabe (no sabe que tal banco va a ser rescatado, no sabe que va a quebrar Lehman Brothers, no sabe que el Estado va a inyectar infinitos millones de papelitos a tal o cual bolsa o banco o país) no por incapacidad sino por ocultamiento, el que no sabe, percibe como impredecible todo lo que tiene que ver con la Economía.

Pero esto no es todo, ¿no cree que si efectivamente hubiese leyes económicas, es decir, una ciencia cuyo objeto fuese realmente cómo multiplicar el dinero y cómo no perderlo, o cómo administrarlo mejor, (como pretenden hacernos creer), no habría ningún Licenciado en Económicas estudiando unas oposiciones para Auxiliar Administrativo del Estado, sino que todos serían ricos o, en el peor de los casos, algún loco renunciase al dinero y estudiase filología clásica?

Prof. Gorrroño: Desde luego, si supiese cómo ganar dinero sin trabajar, invirtiendo aquí o allá pondría todo mi empeño en hacerlo y se lo explicaría a mis allegados para que fuésemos todos mucho más felices.

Probablemente le ocurriría como a los que el vídeo que nos acompaña del documental Inside Job (ganador de un Óscar el año pasado, que nos recomendó un buen amigo), que puede usted ver o descargar en Series Yonkis mientras nuestro Gobierno nos lo permita: nunca sería suficiente.
Gracias profesor por acompañarnos, aunque fuese interesadamente. Creo que hemos aprendido mucho gracias a usted.

Prof. Gorrroño: Ha sido un honor y no sólo han aprendido ustedes de mí, sino que he de reconocerle que lo dicho tiene bastante sentido y aunque podría discutirse, algo de verdad hay sin duda, a pesar de no haber utilizado métodos estrictamente científicos.

jueves, 5 de mayo de 2011

El precio del dinero y otras mentiras (I)

Como invitado especial tenemos al Prof. Gorroño (físico de la universidad de Estanfor y premio Nobel de la paz por su reconversión de las bombas de racimo en dispositivos de prevención multipunto).

De todos es sabido que lo que permite a la ciencia gozar de un prestigio del que no disfrutan otras disciplinas es por su capacidad de predecir el Futuro. No vamos a centrarnos hoy en qué Futuro es ese, ni si es el futuro que queremos, ni en quién lo patrocina. Imaginemos que sí, que el Futuro que predice la Ciencia que pagan compañías privadas (Capital) y en menor medida el Estado, es el Futuro que queremos.
Así tenemos la física que nos predice el tiempo que tardará lo que sea en recorrer 110 km a una velocidad de 110 km/h que será 1 hora. Ya puede ser un coche, una moto o un avestruz que a la física le da igual, lo que le importa es el resultado y el resultado es una hora, aquí en Pekín o en Teruel, es universal (al menos para lo que los físicos llaman el universo ‘macroscópico’, o sea todo lo gordo, porque a nivel atómico las leyes son otras O_o, sí, sí, unas leyes en un sitio y otras en otro ¿vaya con los científicos eh?), hay una Ley cinemática que dice que el tiempo es igual al espacio entre la velocidad (110/110=1) y punto.
Lo fundamental, por tanto, en el conocimiento científico es que puede predecir el futuro a partir de determinadas leyes que no pueden discutirse porque si resulta que yendo a 110 km/h a un sitio que está a 110 kilómetros hoy tardo una hora pero mañana a lo mejor una y media ¡vaya ciencia! La ley tiempo = velocidad / espacio ¡no me la toques! Es así y punto, no hay discusión, alguien puede decir ‘No pero es que voy con mi suegra y los niños y el viaje se hace mucho más largo’…

Prof. Gorroño: Mire estoy aquí por cortesía, (bueno y también por dinero, hay que reconocer que pagan muy bien en este blog) continúe con su argumentación y no ponga en duda ninguna Ley porque se queda usted solo con sus divagaciones.

Perdón profesor, convendrá conmigo que tanto rigor científico no proviene sólo de sus batas y pajaritas sino del uso sistemático de métodos que se sustentan en leyes de las que no podemos dudar porque sino eso no será ciencia sino quizás teatro o pantomima.

Prof. Gorroño: Por supuesto, ¿me van a pagar kilometraje?

¡Claro! Aquí nos sobra el dinero, en el sentido estricto de sobrar. Pero como le decía nos parece por aquí que algunos se empeñan en suplantarles.

Prof. Gorroño: ¡¿Cómo?! qué tontería es esa, a ver diga quién.

Tranquilo, vayamos por partes, ¿Qué me diría si le digo que sus magnitudes, es decir sus kilómetros y sus horas no tienen un patrón constante sino que varían en función de variables impredecibles? Tendríamos que hablar de la ‘longitud del metro’ que dependiendo del país, del momento o quién sabe, varía, a saber, que el viaje que se hizo anteriormente en una hora podría hacerse en 30 minutos o en diez años.

Prof. Gorroño: Le diría que está usted rozando la estupidez, que una ciencia así no se sustenta en ningún sitio porque lo que hace que la ciencia lo sea es su pretensión de universalidad y esas variables que usted incorpora, si realmente son impredecibles, no permiten hablar de universalidad ni por ende de ciencia alguna.

Conviene, entonces reputado profesor, que expresiones como la ‘longitud del espacio’ o ‘la temporalidad del tiempo’ carecen de significado.

Prof. Gorroño: Sin duda, desde luego estarán más del lado de la filosofía que de la ciencia.

Conviene también, que si de este método de investigación que estamos utilizando, más propio de los filósofos que de sus colegas, algo de verdad se dijese ¿tendría más valor que los que en su ciencia utilizan magnitudes peculiares como las descritas? ¿ y que sin duda sería más útil lo que aquí digamos que las obviedades de su Ciencia?.

Prof. Gorroño: No entiendo cómo podrían ser más útiles.

Quiero decir que es más fácil que tenga que amortizar una hipoteca en mi vida que encontrarme un plano inclinado y si alguna verdad se dijese aquí, por ejemplo de lo económico, desde luego no tendría el estatuto de su Verdad científica pero ¿sería más útil en este sentido?

Prof. Gorroño: Desde luego que lo que usted llama método no lo es para mí en absoluto pero le concedo que si en esta conversación que estamos teniendo dijese algo de verdad sobre lo económico (tema que me interesa bastante), acostumbrado como estoy a tratar con ellas se las reconocería y le concedo además que esto que llama usted método, por lo que he visto hasta ahora, me inspira más confianza que una ciencia que se sustente sobre leyes que no lo son.

Pues tendrán que esperar nuestros lectores hasta mañana porque creo que están tan atareados en sus trabajos que Dios les manda que con lo que hasta aquí hemos dicho bien servidos van.

Prof. Gorroño: La verdad es que no veo a nadie y entenderá que esto se sale del presupuesto pactado…

¡Ya vendrán por aquí abajo! Y no se preocupe tanto por el dinero que aquí vamos ‘sobraos’.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Regálate 10 minutos

Sí mujer, que te los has ganado, 10 minutos, sólo 10 minutos, ¿cuántas veces te habrás tragado más de 10 minutos de publicidad en la TV? ¿cuántas veces no habrás estado esperando más de 10 minutos a que el gorrino que habita en el sofá suelte el mando?¿cuántas veces no habrás estado esperando más de 10 minutos para que finalice la jornada laboral (puede que incluso 8 horas)? Debe haber miles de ejemplos de aburridísimos momentos en los que hayas desperdiciado 10 minutos.
Te pedimos que te dediques algo de tiempo, pero que te dediques de verdad algo de tiempo. Como hablamos de tiempo de verdad no te va a costar un duro pero supone un pequeño esfuerzo, tienes que acordarte de cuando leías y comprendías, puede que últimamente sólo leas como el que lee los ingredientes del champú en el váter, por distraer la mente mientras el cuerpo hace lo que tiene que hacer, sin embargo hubo un momento, en el colegio, en la universidad, leyendo alguna novela, en el que prestabas la suficiente atención como para comprender lo que ahí se decía, incluso para formarte una opinión madura sobre lo que leías.
Pues bien, cuando estés preparada, cuando tengas 10 minutos de verdad (por ejemplo, ahora mismo) disfruta de este artículo de un filólogo y filósofo español (de los buenos, por eso no lo conoces), Agustín García Calvo, el mismo tipo que aparece en la foto, publicado en El País hace… ¡25 años! Sí, sí 25 años y como resulta que lo que en él se dice no es la basura a la que nos tienen acostumbrados ni los ingredientes del champú, ocurre que está de rabiosa actualidad ¿no me crees? ¡Compruébalo!:
El fantasma del paro

martes, 3 de mayo de 2011

La actitud de Mourinho

Imaginemos por un momento que Mourinho hablaba en serio tras el último partido de la copa de Europa, supongamos que no trataba de desviar la atención del juego rancio de su equipo o que no formaba parte de una estrategia para vaya usted a saber qué.
Supongamos que realmente quería saber el porqué de algo y lo dijo bien claro, había algo que no entendía, algo que no encajaba y que le gustaría que poder saber la verdad. Desde luego con su sueldo  (más detalles del sueldaco) bien puede uno preguntarse porqué, merece la pena correr riesgos, a pesar de todo no es lo normal. No es normal que alguien se pregunte porqué sin importar a quién pueda incomodar ni las consecuencias de sus actos sino que entendiendo que hay algo que debe prevalecer por encima de todo, incluso de su modesta paga, no le importa que le echen, no le importa la caballerosidad, no le importa la UEFA, ni los árbitros, ni nada ¡sólo la verdad! y por eso elogiamos esa actitud, ¡preguntémonos porqué!
¿Por qué trabajamos 40 horas semanales y no 20 o 50?
¿Por qué en todos los telediarios dicen lo mismo y a la misma hora?
¿Por qué tengo que cambiar de móvil cada 6 meses?
¿Por qué el 10% de la población mundial disfruta del 90% de la riqueza?
¿Por qué mi tele de plasma está obsoleta a los 6 meses?
¿Por qué los que dicen que hay que recortar derechos no predican con el ejemplo?
¿Por qué mi ay-untamiento levanta la calle en la que vivo cada vez que hay elecciones?
¿Por qué se actualiza tan a menudo mi Windows XP?

(Aparece de súbito el Dr. Trichet Bernanke por la ventana)
Dr. Trichet Bernanke: ¡Para, para!, qué empiezas y no hay quien te frene, sí, sí está muy bien todo eso pero ¿sabes lo que le ocurre a los que se preguntan porqué? Tienes que tenerlo en cuenta, son personajes incómodos, como aquel Sócrates que le preguntaba al General ateniense qué es ‘valor’, se cuenta que andaba por ahí todo el día, como decía mi abuela, ‘dando por culo’ ¿es que ahora vamos a dudar de todo, insinúas que los ministros no son ministros por su pericia?¿o que todos nuestros eurodiputados no tienen un nivel alto de inglés?¡Acabarás preguntándote si es justo lo que ganas o porqué demonios tienes que jubilarte a los 67 cuando ya te lo han dicho los medios de desinformación! ¿A que no te han dicho que Mou ha sido objeto de burla y probablemente de sanción por desafiar el Sistema y que el Sócrates ese fue condenado a muerte? ¿eh? Anda fíjate en esta nueva preciosidad nosécomohepodidovivirsinesto.puf es lo más de lo más nuestro departamento de I+D no para y dentro de 6 meses sacaremos un nuevo popó con ‘hurgador de nariz 3.0’…