viernes, 8 de julio de 2011

La manipulación empieza en los Datos

¿Qué os pasa almitas? Se os nota apagadillas, como sin fuerzas ya de tanto gritar. ¿Son los Medios de Formación de masas con sus cifras y esos panfletos que quieren hacer pasar por periódicos? ¿Es algún ser querido que os dice que esto no lleva a ninguna parte? ¿Son esos Tertulianos hablando todo el día del Futuro? ¿Son los miedos a que os manipulen oscuras y tenebrosas fuerzas de izquierdas? ¿Son los Políticos que intentan mentiros de nuevo diciendo que os entienden? No, hombre, que no, que no nos representan. Que no pueden decir nada del pueblo, porque nada tienen que ver con él ninguno de ellos. Esto lo sabéis bien, pero conviene recordarlo, porque siendo el olvido lo mejor (mejor que el amor, que la salud y, por supuesto, que el dinero), con la fuerza que tiene, es capaz de hacernos olvidar a lo que salimos un día a la calle; y nos da que esto no es lo que nos conviene.

Alguien dijo en la Puerta del Sol: “Si acaso esto tiene que morirse, que se muera como se mueren las rosas: no hace falta que lo mate nadie”. Eso es, que no lo mate nadie, que no sea tampoco nuestro desaliento el que lo mate.

Y es que, como vivimos el mundo que nos toca vivir, no podemos dejar de toparnos con cifras, diarios, autos, polución y pasos de cebra. Es algo así como el fútbol: aunque no te interese lo más mínimo, es imposible no enterarse de si tal jugador se tiró un pedo o no. Si eres un urbanita te vas a enterar, aunque no quieras. Tendemos a asomarnos a los Medios a ver qué dicen, y ¿qué te encuentras? Pues ya lo sabéis, cosas desagradables. Por ejemplo, el Barómetro de Junio del CIS (que pagamos entre todos):
 
Se publicó este miércoles, y como no se nos puede ignorar eternamente, hablan un poco de nosotros –vaya detalle-. La pregunta 12a da un poco de esperanza: el 70,3 % de los encuestados se muestra a favor del movimiento. Bien. Pero a continuación la pregunta decisiva, la que mata: ‘¿Qué opina del futuro próximo?’. En otras preguntas se nos indica: ‘Respuesta espontánea’, que suponemos se refiere a que el entrevistado puede decir lo que le venga en gana. Aquí no, hay tres respuestas que incitan a la extinción del movimiento: a) continúa a nivel local en las asambleas (divide y vencerás); b) desaparece (situación ideal); c) se va (que es lo que quieren que digas Ellos) pero volverá (que es lo que te dicta el corazón). Esta última respuesta es realmente retorcida, intentan que el entrevistado diga lo que no quiere decir. ¿Cómo, preguntándome por el futuro del movimiento, me dices que si aparecerá en el futuro? ¿Cómo alguien respondería: ‘Efectivamente, ha dado usted en el clavo, en el futuro ese movimiento terminará para reaparecer en el futuro’, [O_o] si no es porque ha sido engañado? Por otro lado, muchos ‘no saben’ –menos mal- lo que ocurrirá.
Pues ya están ahí, los benditos Datos, ahora que los Medios hagan con ellos lo único que pueden hacer: completar la manipulación:

video

Cómo no nos vamos a desanimar con tanto palo, en las costillas o donde sea. Y eso que sólo nos dedican 15 segundos, no vaya a ser que alguien se entere de algo. Fijaos en la trampa: cogen a los que creen que tenderá a desaparecer (27,1%), y les suman a los que creen que terminará sin terminar, a los que ponen un pero, a los que pudieron coger la respuesta b) pero no lo hicieron, y… ¡los meten en el mismo saco!: así obtienen un abultado 49,4%, que es prácticamente la mayoría, lo que viene a ser en el lenguaje de los Medios: prácticamente todos (la mayoría) creen que esto se va a quedar en un mal sueño: estáis condenados a la extinción. Es más, así presentado, una cifra bajo la otra –¡aun cuando son respuestas a preguntas distintas!- te invita a pensar: ‘del 70%, el 50% saben que no van a ningún sitio, o sea, que sólo un 20% cree que va para adelante la cosa’.

Todo esto no es más que una enorme montaña de basura, y así lo hacemos saber desde aquí. ¡Cuánta más no nos querrán hacer tragar con tal de que se quede todo como está! ¡Nos vemos en las calles! ;-)

2 comentarios:

  1. Eso es. Basta ya de sobreinformación futbolera, que nos dejen disfrutar en paz de la boda de Alberto de Mónaco.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego. Es increíble el poco tiempo que le han dedicado los Medios al majestuoso evento. ¡Apenas comentaron los trajes de las invitadas! Qué disgusto...

    ResponderEliminar