viernes, 28 de octubre de 2011

15O: por qué el 15M no puede convertirse en un Partido Político


No hay dos mundos, hay uno

¡Buenos días! Hablando por aquí y por allí, comentando lo que nos lleva a respaldar el movimiento 15M, más tarde o más temprano nos encon- tramos con la incómoda pregunta: ‘¿y por qué no hacéis un Partido Político?’ Hacer esta pregunta supone no hacerse cargo de la cuestión, o no haber entendido nada. A ver si conseguimos arrojar algo de luz. 

Cuando nos preguntan esto, nos da la impresión de que el que interroga no nos presta atención –ninguna-, es como si el inquisidor estuviese viendo en la Tele algún programa atentamente, y alguien a su lado le preguntase:

- Oye, papá, y los zombis ¿tienen cerebro?
- Mira hijo, ¿por qué no te vas al cuarto a jugar con tu hermano?

O, lo que viene a ser lo mismo, ‘¿por qué no dejas de dar por saco y me dejas en paz, ¿no ves que estoy rezando?’

Pues más o menos, esto es lo que sentimos cuando nos proponéis ‘el Partido’: ‘Mira tío, deja de incordiar ya, canaliza tu ira con algún entretenimiento más o menos caro como hacemos todos, y no me comas más la oreja. ¡Ponme otra Manolo!’ Vamos, que el que hace la pregunta no se ha planteado la cuestión, es como si estuviese viendo la Tele, y le hubiésemos molestado con nuestras incómodas manifestaciones. 

Otros que también arden en deseos de que el 15M se materialice –o sea que muera, que forme parte de la Realidad, que tenga Futuro; vamos que deje de ser movimiento (lo vivo se mueve), y se convierta en estaticidad (lo muerto no)-, se transforme en algo que puedan atacar frontalmente, en algo que puedan manejar, son los Medios de Formación de Masas al servicio del Estado y/o Capital. Para muestra un botón, en el vídeo que aparece a continuación vemos cómo caen dos pobres –y eso que iban bien pertrechados- en la red infinita de la araña ponzoñosa, si bien tienen tiempo de destapar alguna mentira:

             
Con esta breve exposición queremos señalar que hay dos formas de pretensión de muerte del movimiento, dos maneras de pedir lo mismo, dos corrientes que quieren ya el ‘Partido 15M’: la primera, accidental, fundamentada en el adoctrinamiento al que se ve sometido el Individuo en la Sociedad del Bienestar (ya vía Medios de Formación de Masas, ya vía del Sistema Educativo de Calidad), es la manera de pedir ‘el Partido’ propia del que aún no quiere ver, porque perdería la Fe; la segunda, es la manera del Régimen mismo que tiene la obligación de absorber el movimiento para acabar con él al tiempo que se perfecciona (si no puedes con ellos cómpralos). Hechas estas precisiones parece que nos encontramos en una posición adecuada para responder a la pregunta maldita: ¿por qué no montáis un Partido Político?

La respuesta es simple, y dolorosa para algunos: porque este es un movimiento contra el Sistema, no por el Sistema ni para el Sistema, es contra el Sistema. No hay otro sentido, es más, este es el sentido del movimiento, todo lo que hacemos no tiene otro sentido que este: hacerle frente al Régimen. El 15O puso de manifiesto lo evidente, que el problema es global, no local, que el mundo tercero y el primero son el mismo, que para que una pequeña cantidad vivan de miedo la mayoría tiene que mendigar entre basura, si no morir. Esto es por lo que el 15M no puede convertirse en un Partido Político, el que esto pide –quizás sin saberlo- nos ofende. 

Queda claro entonces, no se trata de una subvención, de ganar Derechos, de mendigar a esta o aquella Instancia, de más o menos Democracia. ¡Tira del hilo, no te quedes en los flecos! (Esto ya lo sabes, sólo tienes que recordarlo). Se trata de derrotar el Régimen que se muestra -hoy como nunca- injusto, manipulador, cruel, devastador e inhumano:


Como en otros regímenes, pasados y presentes, el poder se ejerce contra el pueblo. Conviene recordar que la Democracia moderna no es una excepción, antes al contrario, es la forma más perfeccionada y sibilina de sometimiento. Aquí Estado y Capital se identifican, y es el caldo de cultivo ideal para todo tipo de estructuras dictatoriales: Empresas, Ministerios, ONGs, Partidos Políticos, colegios, hospitales… el funcionamiento es el mismo: Uno manda, el resto obedece. 

Tomás: Entonces, ¿cómo es que la mayoría no se rebela contra ese Uno?

Hola Tomás. Pues porque ese Uno puedes ser tú, tu primo o un hijo tuyo. Esta es la mentira en la que se fundamentan las estructuras modernas de poder. El de arriba cambia cada cierto tiempo para perpetuar el Sistema, y ¿quién sabe si te puede tocar a ti? Quizás si te esfuerzas lo suficiente, si estudias mucho, si te vendes bien, si aciertas con a quién lamerle el culo… un día ese yate será tuyo. 

Dejando de lado lo ruin de esta visión asumida por la mayoría alegremente (y que impide que se haga algo, que las cosas sean de otra manera), hay que destacar lo que no se dice: arriba no podemos estar todos. En la competición también están los que pierden, los de abajo, el pueblo. Sin ellos no tendría sentido la carrera, para que gane Uno, muchos tienen que perder. Y lo peor: Uno será mejor cuanto peor estén muchos. Si no hay brecha, si no distinguimos entre ricos y pobres, entre mundo primero y tercero, entre listos y tontos, entre hombres y mujeres; si no hay una escala que me permita decir exactamente cuántas veces soy mejor que tú (el Dinero), el juego no tiene sentido. 

Así que esto es lo que ocurre: que por aquí abajo andamos unos cuantos, incontables en cualquier caso, que nos hemos hartado ya de jugar, y os animamos a que os suméis porque seguro que algo de pueblo os queda ;-).

video
                                                      

10 comentarios:

  1. Buenísimo. Es verdad todo lo qure dices.
    PERO...los imbéciles, nosotros los del sur, hemos vivido por encima de nustras posibilidades (producción, investigación, creatividad)...con dinero barato prestado por el norte...hemos tirado el dinero de las"vacas gordas y construído mierda: La ciudad olímpica en Grecia, rotondas, San Chinarro, Ciudad Valdeluz, oficinas, la T-4 de Madrid, la T-1 (antes 2) de Barcelona, La Torres de la Ciudad deportiva del Real Madrid etc, etc, se han cargado el Ryanair de Gerona, derrochando aquí y allá como si no hubiera a haber un "mañana"...y hay un mañana que es hoy.
    Somos idiotas...duele pero es así...no sirven pastillas, ni cataplasmas, ni partidos. Necesitaremos GENERACIONES para superar nuestra falta de luces. Lo siento.

    ResponderEliminar
  2. Cada uno es responsable de lo que hace con su vida; las personas que están saliendo a la calle a pedir sus derechos no creo que hayan caído en la mierda que les han vendido. Es por ello, tristemente, que somos una minoría. Porque la mayoría ha vendido su Futuro.

    ResponderEliminar
  3. Lo que no esperaban es que la revolución se globarizara, su miedo es ya nuestra victoria.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Gracias por vuestros comentarios. Bueno, ‘laindefensiónaprendida’, creo que lo de ‘las generalizaciones no son buenas’ viene bien aquí. Como señala perfectamente Valbuena, parece que aún quedamos muchos que no nos tragamos la mentira del progreso exponencial eterno. Y un poco más: en este gráfico podemos ver el endeudamiento total (deuda pública, deuda de las empresas y deuda de los hogares) de algunos países con respecto al PIB:
    http://www.businessweek.com/magazine/what-countriesand-their-citizensowe-10202011-gfx.html
    Como se puede apreciar los más endeudados son Reino Unido y Japón (de los que estamos muy lejos). Nuestro endeudamiento es prácticamente igual al de Francia y no muy distante del de Alemania. No creo que seamos imbéciles, puede que sí seamos tan imbéciles como ellos pero no más. Hay una entrada de julio, en este blog, que se llama ‘El pueblo griego’ en el que se abunda en contra de la idea de ‘diferentes pueblos’. Como decía una pancarta de los de la asamblea de Badajoz (creo recordar): ‘no somos ni de izquierdas ni de derechas, somos los de abajo y vamos a por los de arriba’.
    Y de esto último parece que no se enteran o prefieren no enterarse, el descarado silenciamiento de las protestas multitudinarias en los Medios de Formación de Masas parece un síntoma evidente de un creciente acojone de los de arriba, como señala Veterano.
    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  5. No se trata solo de la deuda Raskolnikov.
    Yo siempre me preguntaba: ¿por qué no hablan en los medios de Italia?. Yo era consciente de que la deuda española era mucho menor, sin embargo, te equivocas el PIB español es penoso.
    Yo vivo en Alemania
    y, perdona, no es que seamos diferentes es que estamos años luz de ellos.
    Hoy, en Alemania se ha decidido bajar los impuestos y subir la renta de los jubilados y la gente dice en los medios cosas como:"No, yo creo que no es necesario,ya tenemos bastante" ¡¡¡¡!!!!. El descaro de la corrupción establecida en el sur y la aceptación por el pueblo que, si puede él mismo,arrasa con todo por imitar a los chorizos de arriba, es del sur.

    Una vez escribí un artículo donde correlacionaba la Iglesia católica y su doctrina,(hablo de la Institución política no del cristianismo) con la idiosincrásia del sur. Y, por otro lado, el puritanismo, protestantismo y alabanza del individuo pensante promocionado por la filosofía del norte.
    ¡Naturalmente que no somos iguales!.

    Os aconsejo que os enchuféis a canales germanos, ingleses...franceses ¿?.
    Están algo menos manipulados que los nuestros. Se aprende más.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. http://www.elconfidencial.com/mundo/2011/11/08/merkel-quiere-introducir-el-salario-minimo-para-atajar-los-sueldos-basura-87337/

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, ‘laindefensiónaprendida’! Precisando un poco, según los datos del Fondo Monetario Internacional del año 2010 (http://goo.gl/pZEaE) el PIB de España (1,4 billones de dólares) se sitúa en el puesto 12 mundial (de 181 países) y Alemania (3,3 billones de dólares) en el puesto 4. Ahora bien, nótese que la población alemana es casi el doble que la de España. Dos países demasiado ricos, en cualquier caso.

    Este verano tuve la oportunidad de visitar la zona de la Selva Negra en Alemania, y pude comprobar que, de alguna manera, tienes razón. Todo lleno de hermosos pueblos de cuento: la hierba nacía justo al borde de la carretera, no en la carretera ni a dos palmos, sino justo al borde, y además tenía la altura justa, no había hierbajos ni latas en la cuneta. La industria estaba deslocalizada lo que permitía que esos pequeños pueblos no fueran abandonados, sino que junto a esas casitas de pronunciados tejados de repente apareciese una fábrica en un edificio acristalado ultramoderno del que vivía el pueblo. Comimos muy bien, y la cerveza era excepcional y barata. Me quedé sorprendido por la limpieza y lo ordenado que estaba todo. Recuerdo también Friburgo, una ciudad preciosa en la que, al parecer, las bicicletas tienen prioridad sobre los popós. Si toda Alemania es como lo que vi, bien podría llamarse ‘el país de la razón’, todo es conforme a la razón, todo tiene una razón de ser, hay que reconocerlo: tienen razón. ¿Quién mejor que los alemanes iban a dirigir a Europa hacia el Futuro?

    Tengo que decir también que tanta idealidad llegó a asquearme, ‘¿aquí no roba nadie, joder, nadie viola ni mata, nadie se corrompe, aquí no pasa nada nunca, siempre es todo precioso y lleno de florecitas? ¿Tan cafres somos en España?’ Pensé. No sé si será por la Iglesia, pero creo que noté eso a lo que te refieres.

    Por sacar alguna pega, en esos bonitos pueblos no veías un alma en la calle (en pleno agosto) a ninguna hora, ‘¿quién cuidará esos jardines?’ Se preguntaba el guía. A las 19:30 ya estábamos cenando (un poco tarde para ellos), y a las 20:00 era imposible toparse con alguien por la calle, desde luego en esto no se parecen a nosotros.

    ¿Pero son tan distintos? No lo sé, probablemente tu idea del pueblo alemán se ajuste más a la realidad que la mía porque sólo estuve allí unos días, quiero pensar que no.

    Otra cosa que me sorprendió es el malestar que le producía al conductor del autobús tener que seguir pagando una especie de cuota para ayudar a lo que era la RDA: en su nómina le aplicaban un concepto que iba directamente a subvencionar a los no sé cuantos millones de pobres (los alemanes de la Alemania comunista tras la reunificación) con los que ‘nos han hecho cargar, les mantenemos para que se rasquen el higo’.

    Sí, tienen otras costumbres, pero seguro que dudan, aman, temen, lloran y ríen como nosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Querido amigo:
    Aquí nadie habla de que la vida en Alemania sea divertida. El último lema que oí, de ellos mismos, era "Langeweile und Leistung" que quiere decir "Aburrimiento y efectividad" son las claves, (ya había leído yo lo que has escrito sobre tu viaje, antes de engancharme aquí). Yo sé lo difícil que le resulta a la gente del sur vivir en el norte POR TODO, no entro.
    Pero estamos hablando de futuro para la juventud, de trabajo, de comida, de supervivencia en definitiva.
    No estoy en todo con Frau Dr. Merkel. Por ejemplo: "El fin del Euro es la muerte de Europa", como decía Stalin: "Hitler caerá pero el pueblo alemán, Alemania, no caerá".
    La caída del Euro en el sur, no supondrá la muerte de Europa. Europa sobrevivirá. En el resto estoy con ella.
    Ví el debate de los dos líderes representantes de la Élite política/económica española y fue penoso ("vente/Señor Zapatero/vente") ¡VEINTE, mierda VEINTE!.
    Lo siento hijo, su élite es mejor, sencillamente, porque está mejor preparada. Y, si a los mejores les va mal, a los peores les va de puta pena. No ayuda Chauvinismo, ni amor a la Patria.
    Y...¡¿La tortilla de patata qué?!...vale, vamos a tomarnos una cañas.

    Un beso y gracia por tu superblog.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, 'laindefensiónaprendida', y gracias por tus comentarios. A ver si podemos en nuestro próximo post, en breve, comentar algo sobre nuestra 'élite', seguro que te gustará ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. VALE busquemos con un buen microscopio electrónico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar