jueves, 13 de octubre de 2011

La Universidad, la carrera que nunca ganarás

Carrera hacia el traje
¡Buenos días! El otro día hablábamos del proceso de adoctrinamiento o de la Educación de Calidad, pero no hablamos de la culminación del proceso, del final del proceso de individuación en su forma más perfeccionada, de su etapa decisiva: la Univer- sidad.

No vamos a negar que algo puede uno aprender en estos centros, en la medida en que es ahí también donde se encuentran algunos que tienen algo que decir, y, aprovechando algún resquicio, lo hacen (dicen algo). Pero esto es accidental y no es contra lo que aquí hablamos. Nos referimos a la mayoría de disciplinas, a la mayoría de profesores y a la mayoría de alumnos. A esos edificios feos, construidos con urgencia -la urgencia del Futuro que viene ya, la urgencia del Dinero que pierde valor con el tiempo-, a los Campus, al momento definitivo de Formación.

¿Quién discutiría hoy día que la Formación Universitaria es el paso previo no ya para un Puesto de Trabajo, sino para un Puesto de Trabajo mejor?



(pincha para agrandar)

Podemos ver ahí un poco de publicidad de lo evidente, el plan de Bolonia no puede ser otra cosa que el perfeccionamiento de un Sistema Educativo de Calidad (todo empezó con ‘Doña Gotita’ –véase entrada anterior-). ‘De la Universidad al puesto de trabajo’, por eso suele decirse entre la gente que ‘es en la Universidad donde te abren los ojos’. ¿Quién no recuerda haber tenido esta conversación?:

Dr. Trichet-Bernanke: ¿Y tú que vas a ser de mayor, niño?
Niña: Yo astronauta.
Niño: Pues yo bombero, para ayudar a la gente.
Otra niña: Yo abogada, para defender a los pobres. 
Otro niño: Yo jugador de fútbol, para meter goles.
Otro niño más: Yo meteorólogo, para ver a Doña Gotita.
Tú: Yo …
Dr. Trichet-Bernanke: Así me gusta, que soñéis con el Futuro, como Dios manda.

Y al llegar a la Universidad, efectivamente, uno abre los ojos, y tiene una visión general que da sentido al proceso: ni futbolista, ni astronauta, ni abogada de pobres, ni meteorólogo, todo eso no eran más que engañifas. Ya no se puede dilatar más, ha llegado el momento de la verdad: esto es para lo que te han preparado: un salario injusto, una jubilación incierta, una hipoteca y… a producir. Se acabó la tontería.

Todo esto no evita que alguno piense ‘me la han metio doblá’, como le ocurre a esta joven:
 
video


La sensación generalizada de la mayoría es, al ocupar ya su Puesto de Trabajo, de insatisfacción mayúscula: ‘si lo sé estudio otra cosa’; como si el error hubiese sido de ellos por no haber hecho la elección correcta. Esto sí es un error: creer que el Sistema funciona para la mayoría  pero no para nosotros, cuando lo que se pone de manifiesto es que es el Sistema el que no funciona.

Pero para luchar contra la sorpresa al descubrir que todo era mentira (algo va sospechando uno, pero no termina de creérselo hasta el final, hay que comprobarlo), para eso ya están los que saben: ‘es lo que hay’, ‘siempre ha sido así’, ‘haber estudiado otra cosa con más Futuro’, ‘a lo mejor no eres lo suficientemente bueno’… y otras mentiras que calan hondo, que hacen que, gracias a la repetición en todo momento y en todo lugar, formen parte de lo que llaman el ‘inconsciente colectivo’ con el único fin de que no se haga ni diga nada que no haya sido dicho y hecho ya.

Espontáneo: Raskolnikov, no es la primera vez que os oímos decir lo de que se ‘haya dicho o hecho ya’. ¿Qué narices queréis decir? ¿Es que ya se sabe lo que voy a hacer esta tarde?

Buena pregunta. Lo que pretendemos decir, querido espontáneo, es que, efectivamente, ya sabemos lo que vas a hacer esta tarde; igual que sabíamos que acabarías cobrando mil euros, ya en el paro, ya en alguna Empresa, ya como Funcionario. Esta tarde tendrás que gastar el dinero que ganas, bien en el cine, bien en las tiendas, bien en el gimnasio, bien amortizando tu sofá… En definitiva, te toca disfrutar de tu Tiempo (Tiempo Libre o Tiempo de Trabajo, que son el mismo: el Tiempo del Dinero).

Pues bien, para terminar con este improvisado alegato contra la Universidad –donde se aprende Una-versión (la única, la verdadera)-, creemos que algo de esto debe ser a lo que se refiere José Luis Sampedro cuando dice sobre la Educación:

“La que se imparte es catastrófica. Nos educan para ser productores y consumidores, no para ser hombres libres.” [La negrita es nuestra.]

Y parémonos aquí, por no hablar de esas clases de Cálculo y Álgebra donde el profesor más virtuoso es el que tiene un menor número de aprobados.

Por no hablar de esos exámenes en pleno mes de junio hacinados en un salón de actos durante 4 horas intentando reproducir exactamente lo mismo que olvidaremos la semana siguiente.

Por no hablar de los profesores universitarios que dan clase leyendo un manual.

Por no hablar de que algunos hay ya que intentan hacer negocio vendiendo apuntes porque no varían de un año para otro. Si el profesor es el mismo, va a decir lo mismo, ahórrate el trámite y compra el saber.

Por no hablar de las disciplinas que se inventan al ritmo del desarrollo del Sistema: ‘Trabajo social’, ‘Educación social’, ‘Informática de gestión’,…

Por no hablar de que no es suficiente con repetir lo que copiaste religiosamente en tus apuntes día a día, sino que has de intuir –además- si a este profesor le gusta un toque de originalidad en la vomitona, o a este otro le gusta que se diga exclusivamente lo que él ya dijo, o a aquel otro que no le gusta que se extienda uno demasiado.

Y lo que se nos queda en el tintero que te estará viniendo a la cabeza.


3 comentarios:

  1. Me ha encantado lo que escribes en tu blog. A finales de marzo he abierto el mio y, sobretodo, en abril, mayo y junio me he dedicado a tratar temas parecidos. Si te interesa, te invito.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya, qué sorpresa! Muchas gracias, 'laindefensiónaprendida', he echado un ojo al blog (que no conocía) y será un honor seguirlo ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Raskolnikov. Gente como tú necesita este planeta. ¡No dejes de escribir!

    Bitte, bitte, bitte.

    Hemos confiado (sobretodo en los paises del sur de Europa) en gente especializada en crear idiotas.
    No tienes más que ver con que ahínco se han esforzado en mantener a los niños desde la cuna, la mayor cantidad de horas posibles en las aulas. Obedeciendo órdenes. Evitando formar sujetos creativos...

    ResponderEliminar